Ir al contenido principal

Comentarios

  • Viaje a Marruecos con Sole & David inolvidable, recomendable y por supuesto para repetir.

    Ha sido un viaje muy esperado, con muchas expectativas que fueron superándose día a día. Un país mágico en el que hemos disfrutado de sus contrastes paisajísticos, de la montaña, del paseo por un palmeral, del desierto, del baño en sus playas, de la amabilidad de su gente y de su cultura. Impresionante también ha sido visitar sus ciudades, pasear por las medinas, las kasbahs y regatear en los zocos.

    ¡Muchas gracias a la inmejorable organización y seguro que nos veremos en un próximo viaje a un país que engancha!

    Mª José López y Tomás Garrido, propietarios de AUTOCARAVANAS OPPAD STOP

  • Siempre me sedujo la idea de viajar unos días a Marruecos en autocaravana, pero tenía (en pasado) varios prejuicios sobre este país que me impedían hacerlo. Tengo que decir que después de que un grupo de autocaravanas lo recorriéramos durante 16 días con marruecosenautocaravana.com guiados por Sole y David, todos hemos vuelto encantados con Marruecos; hemos vivido una nueva experiencia cada día, hemos disfrutado unos paisajes de contrastes inimaginables, visitado medinas y kasbah medievales, hemos respirado el ambiente de la calle y sobre todo hemos vuelto con muchas ganas de volver otra vez, sin prejuicios.

    Gracias a Sole y David añadiremos otro país más a nuestro currículo viajero.

    Manuel Tirado y Mª Luisa Martín

  • Nunca me había planteado un viaje de estas características. Desde la ignorancia, pensaba que no me sentiría muy cómoda, pero hay momentos en los que necesitas algo de emoción en tu vida y te lanzas, aunque sólo sea para desahogarte con todo lo que te vaya a suceder y poder sacar todo lo malo que llevas dentro.

    Pensé que estaría lleno de anécdotas, malas por supuesto, que de las buenas ni te acuerdas y de situaciones estrambóticas o cuando menos complicadas, me iba a poner las botas a quejas. Pero todo salía bien, las ciudades tenían unas medinas preciosas, visitamos lugares fuera del alcance de aquellos viajes más comerciales. Comimos en sitios increíbles, lo mejor de la gastronomía marroquí. Los guías eran auténticos profesionales, con un conocimiento de la historia que terminaba por atraparte y si no te atrapaba era mucho mejor, porque interactuabas con ellos y te contestaban a todo, con la mejor de las sonrisas. Esto no era un viaje serio, era Disneyland Marruecos.

    No pude enfadarme, ni una sola vez. Incluso en aquellos momentos, en los que tú pensabas, «Esto no va a salir bien» (Sólo ocurrió una vez) cuando los encargados del aparcamiento no nos habían reservado las  plazas previstas. Los organizadores nos buscaron un sitio mejor, justo en frente ¡En menos de cinco minutos! ¡Venga ya! ¿Cómo consiguen esa efectividad?

    Llega un momento, en el que te rindes y piensas, por lo menos la gente será borde, desagradable o guerrera, pero ni eso. El grupo se componía de gente encantadora, generosa, dispuestos a ayudar en cualquier situación y para colmo, divertidísimos, lo que nos dio momentos maravillosos y mágicos de dolor de barriga, pero no por intoxicación, si no por risas, sin un solo mosqueo entre nosotros. ¡Qué os digo que no era normal!  

    En definitiva, un viaje que no recomiendo a todos aquellos que lo quieran pasar bien, divertirse o adquirir conocimientos de ese país y su cultura. No encontrareis una postal, sólo realidad y vivencias interactuando con gente auténtica, que os van a mostrar su hábitat y forma de vivir.

    En definitiva, un viaje insufrible, del que no he encontrado la manera de sacarlo punta, con una organización prácticamente perfecta, que no hay manera de criticar, Sole y David son capaces de cualquier cosa por hacer que pases los mejores momentos de tu vida.

    Mª Mar Hernández y Antonio Campos

  • Viajar siempre es apasionante, pero si además lo haces con unos guías como Sole y David, capaces de transmitir esa pasión por mostrar a otras personas lo que para ellos ya está en sus corazones, entonces el viaje se convierte en un paseo por la vida, por la de las personas que vas conociendo en el camino y por nuestra propia vida que a medida que avanzaba el viaje, percibíamos que mejoraba paso a paso.

    Gracias por descubrirnos Marruecos en su esencia.

    Mª Paz López y Antonio Guillén

  • Gracias a Sole y David, por hacer posible esta inmersión es ese (para nosotros) desconocido país que es Marruecos.

    Un viaje muy especial, nuestra primera experiencia en autocaravana, que ya de por sí era un reto. Cada día superaba al anterior, visitas a palmerales, medinas, mercados autóctonos, kasbahs, paseos en camello por el desierto, dormir bajo un manto de estrellas, disfrutar de los mejores guías en cada ciudad y hasta una visita a un hamman tradicional donde no paramos de reír...

    Descubrimos su gastronomía y la amabilidad de sus gentes.

    Por supuesto el placer de haber compartido esta experiencia con gente maravillosa fue un plus añadido a todo lo vivido.

    Ni en el mejor de mis sueños hubiera pensado tan solo hace tres meses que sería una de mis mejores vacaciones.

    Ya estamos deseando poder compartir otra aventura con vosotros.

    Mª Ángeles Alonso, Francisco Moreno y Borja Moreno

Nuestras rutas

Sobre Marruecos